Crónica Visual: San Lucas Xochimanca (Noche 18)

.
Un murmullo de voces y ruidos bajaba de la montaña, ese lugar que puede parecer tan cercano y lejano a la vez, donde pareciera que el tiempo no pasa y todo se conserva más íntegro. Subir para descubrir lo que aquellas voces significaban, era un compromiso moral. A la distancia no dejaban de ser ruidos. En la cercanía tomaron sentido.

Pudimos escuchar el sonido de los frijoles Cuatatapa hirviendo en la hoya de barro que dejara la abuela al partir, el martillo sobre la madera nos contaba los procesos de producción masiva que lo hacen sonar cada vez más débil, escuchamos los caballos y gritos de los Zapatistas Xochimilcas pidiendo ser recordados cien años después junto a un Francisco Goitia que se sigue preguntando qué fue de sus proyectos de desarrollo comunitario.

Las voces no deben quedarse en términos unilaterales. La conversación se tornó entre iguales, cada uno contando la historia viva de su pueblo, San Lucas Xochimanca o cualquier otro que fuera. La noche siguió su rumbo lentamente, los niños aprendían su historia, esa que no viene en los libros, los adultos la recordaban como se recuerda una vida pasada, los que no hablamos escuchamos por largo rato, buscando una forma de hacer algo con ese conocimiento y no ser meros receptores.



Sábado 27 Marzo 2010









No hay comentarios: